Geosmina, Vida sana con aroma natural

Helado de plátano, cacahuete y choco

Helado de plátano, cacahuete y choco

Helado de plátano, cacahuete y choco

¡5 años de Geosmina! En unos días hará 5 años que nos aventurábamos en las redes. ¡Cómo costó elegir un nombre en el que nos sintiéramos identificados! Pero no pudimos elegir mejor, olor a tierra mojada, uuuummmm 🙂

No hace falta que diga, ya lo veis, que muy prolifera en publicaciones no estoy… La vida tiene momentos para todo y en estos últimos tiempos no he podido dedicar más. Aún así, estoy convencida de que aún tenéis muchas recetas y post por leer por aquí, ¿me equivoco? 😛

Pero no podía estar desaparecida en una fecha tan importante y dejaros sin un regalo especial. ¡Y todavía queda mucho verano para disfrutarlo!

Helado de plátano, cacahuete y choco

El primer helado de plátano que hice, fue solo eso, plátano congelado y triturado. Pese a su sencillez, me alucinó cómo el plátano podía convertirse en algo taaaan cremoso y taaaan parecido a un helado convencional con solo esos pasos. Es una base cremosa y perfecta para conseguir unos helados caseros muy saludables y de muchos sabores. Si no puedes/quieres consumir lácteos y quieres ahorrarte toneladas de azúcar por cucharada, éste es tu helado 😀

Hasta la fecha, ésta que os propongo, es la combinación perfecta para mí. Tiene un extraordinario gusto a conguito (lamento dar marcas pero seguro que así tod@s sabéis a que sabe) pero todo con ingredientes naturales. Y, como siempre os digo, a partir de la idea, experimentad a vuestro antojo y descubrid vuestras mágicas combinaciones.

Helado de plátano, cacahuete y choco
Preparación
5 min
Congelación
3 h
Tiempo total
3 h 5 min
 
Raciones: 1 persona
Ingredientes
  • 1 plátano muy, muy, muy maduro
  • 1 cs leche de coco (la leche debe estar en la nevera y utilizar solo la parte cremosa que queda en la parte superior)
  • 1 cs rasa crema de cacahuete sin aditivos (tostados será más aromático)
  • 1 trocito de chocolate >85%
  • 1 cc miel cruda o medio dátil
Instrucciones
  1. Corta en rodajas muy finas el plátano, colócalo sin amontonar y congela unas 3h. Es importante no poner unas rodajas encima de las otras porque una vez congeladas quedarán enganchadas.

  2. Coloca el plátano en la trituradora junto con la leche de coco, la manteca de cacahuete, la miel/dátil si usas, y el chocolate.

  3. Tritura a máxima potencia con impulsos cortos. Seguramente tendrás que ir abriendo para bajar la masa de las paredes de la trituradora. Tritura hasta obtener una textura cremosa.

  4. Sirve inmediatamente y ¡deléitate de placer!

Notas
  • Para más raciones, duplica las cantidades. Si tu trituradora no es muy potente (como es mi caso) te recomiendo hacer los helados por separado. De lo contrario es muy probable que tengas que trituras demasiado tiempo, el plátano pierda frío y la textura quede mas deshecha.
  • Utiliza una leche de coco con una cantidad de coco >70%. De lo contrario no conseguirás que haga «nata» en la parte superior una vez fría.
  • Mejor que todos los ingredientes estén fríos, así en la trituradora mantendremos mejor la temperatura y no se nos deshará tan rápido el helado.
  • En lugar de manteca de cacahuete, prueba con otros frutos secos, añade otra fruta congelada… ¡Imagina y crea!

Espero que os volváis adict@s (con moderación) y comentéis vuestros resultados, innovaciones… con nosotros. Recordad que también estamos en @geosminablog en Instagram donde podéis seguirnos y compartir con nosotros vuestras obras.

Muchas gracias a tod@s por vuestra compañía durante estos años y nos seguimos viendo por aquí 🙂

Helado de plátano, cacahuete y choco
Imprimir
Compártelo en:

4 pensamientos sobre “Helado de plátano, cacahuete y choco

    1. Alicia Autor de la entrada

      A mí es lo q me vino a la cabeza primero. La crema de cacahuete con el choco… Buuummm… Explosión de sabor! Claro q también se saca sabor a plátano, pero la verdad es que sabe genial! Un besote! 🙂

  1. Montse

    Guauuuuuuuuuuu impresionante!!!!! Me flipaaaa ummmm que icoooo
    La verdad es que se echa en falta tus recetitas pero cierto es que no siempre se puede.
    Felicidades por esos cinco años y esperamos, seguro, todos, que este re inicio sea el principio de muchas recetas más seguiditas más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.