Geosmina, Vida sana con aroma natural

Panellets paleo de piñones con miel (sin azúcar)

Panellets paleo de piñones con miel (sin azúcar)

Panellets paleo de piñones con miel (sin azúcar)

Y por fin llegó el tiempo de comer castañas, boniatos y, por supuesto, panellets. Postre típico de Cataluña (creo que en Valencia y Aragón también) que se come la noche de Todos los Santos.

Las tradiciones pesan, somos animales arraigados a nuestra cultura y por muy paleo que queramos ser está bien mantenerse vinculados a ellas. ¿Y qué hay mas cultural, al menos en nuestro país, que la comida? Me atrevería a decir que nada. No solo qué comemos sinó cuándo lo hacemos: cumpleaños, santos, encuentro trabajo, cambio de piso, acabas los estudios, ganas una competición, la pierdes, te de deja el novio, o le dejas tú, … ¿Cómo lo celebramos? ¡Exacto, comiendo! ¿Sí o no? Menudos glotones 🙂 .

Todo esto no es mas que una excusa para justificar una receta dulce en un blog que aboga por la salud. Como ya dije en El bizcocho de limón de siempre, un poco más sano, de vez en cuando no pasa nada y menos si elegimos bien los ingredientes y además hay una buena excusa para hacerlo. Y creo que la Castañada, Todos los Santos o Halloween (cada uno que celebre el que más le guste) es una buena ocasión para hacerlo.

La verdad, nunca he sido mucho de panellets (ahora sí, lo reconozco, y cuando los probéis tambíen lo seréis), pero aún así siempre me han traído buenos recuerdos. De niña, en la cocina de casa, tardes de frío otoñal – aunque este año con las calores que estan pegando me veo sudando haciendo las pelotitas – con las manos pegajosas de boniato, intentando hacer algo parecido a una bola donde enganchar unos piñones. Toda una odisea, pero cómo disfrutaba “enguarrándome” las manos, y aún lo hago.

He de decir que de esos panellets-puercoespines, con formas desiguales y piñones que parecían púas, la técnica ha evolucionado mucho👌.

En casa siempre hemos comido panellets caseros, nada que ver con los de las pastelerías. Estos eran bocados celestiales. Los mejores panellets del mundo son los de mi padre (bueno quizá el de los vuestros también pero no los he probado). Jamás he visto panellets tan esféricos como los suyos, poniendo atención hasta en el último detalle, que no se le ocurra a un solo piñón desplazarse levemente de su lugar asignado porque…será encarrilado, ajajaja, me río pero él sabe que es verdad 🙂 .

Su único error, llevaban azúcar blanco. ¡Vade retro Satana! Por suerte este año, que ya lo tengo paleo-martirizado, los hará ha hecho con azúcar de coco y así evitamos los efectos venenosos del azúcar convencional (si queréis más información sobre el primero, podéis consultar en esta receta).

Panellets de piñones con miel

En los que hoy os traigo el toque dulce lo aportará la miel, uno de los edulcorantes más sanos que vamos a encontrar, con menor carga glucémica que el azúcar, y que además nos va a aportar propiedades antioxidantes y antibacterianas. Aún así, repito, mejor reservar cualquier edulcorante por sano que sea para ocasiones especiales. Consumir miel de forma rutinaria hará elevar los niveles de glucosa en sangre y, la verdad, no hace falta.

En cuanto al resultado, si sois amantes del panellet de toda la vida notaréis la diferencia. La miel tiene un sabor peculiar que evidentemente influirá en el gusto final. Con matices más exóticos al paladar, la verdad es que la miel forma un buen tándem con el boniato. La textura será la misma a la que estáis acostumbrados, si es que los habéis probado alguna vez, incluso algo más jugosa. Os doy la garantía de los críticos de mi alrededor, muy severos lo aseguro, que los probaron el año pasado y se mostraron gratamente sorprendidos. En algún momento de su deleite os recordaran a las pastitas árabes de frutos secos y miel.

El resto de ingredientes de la receta son los tradicionales. No ha sido necesario adaptar nada más ya que huevo, boniato, almendras y piñones forman parte de la dieta paleo. 

Y ahora que ya se os ha hecho la boca agua sabiendo los ingredientes que llevan, vamos a por estos deseados Paleo-Panellets de piñones con miel.

Panellets paleo de piñones con miel (sin azúcar)
 
Preparación
Cocción
Tiempo total
 
Elaboración: entretenida pero sencilla.
Autor:
Raciones: 18-20 panellets
Ingredientes
  • 300g almendra cruda molida/harina de almendra. Si compráis la almendra entera y la moléis vosotros mejor. Da algo más de trabajo pero así podréis eliminar los fitatos: habrá que poner las almendras en remojo durante toda la noche . Pasado el tiempo, secadlas bien con un paño y triturad con un procesador de alimentos hasta que queden bien molidas. Ya tenéis la harina de almendra hecha.
  • 150g boniato (hay quien usa patata pero el sabor es mucho mejor con boniato)
  • 1 huevo, clara y yema por separado
  • 100g miel cruda, a ser posible
  • 300g de piñones.
Instrucciones
Tiempo: 25min para la masa + reposo de una noche + tiempo para realizar las bolitas (eso ya dependerá de vuestra velocidad) + 5-10min horneado.
  1. Hervid el boniato entero con la piel, más o menos tardará unos 20 minutos. Estarán hechos cuando los podáis pinchar bien. Peladlos inmediatamente (en caliente) y chafadlos con un tenedor.
  2. Añadid la miel y la yema y removed hasta que se integre todo bien.
  3. Incorporad la almendra molida e integrar en la masa.
  4. Dejad reposar la masa durante toda la noche.
  5. Es el momento de dar forma a los panellets. La masa es bastante pegajosa, así que os facilitará la faena hacerlo con las manos húmedas. Coged la medida con una cuchara sopera para hacerlos mas o menos de tamaño similar y dadles forma redonda (si el resultado son panellets-puercoespín bien ricos estaran también), rebozadlos con piñones y apretad ligeramente con las manos para que queden bien enganchados.
  6. Colocadlos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Aunque normalmente se pintan con yema de huevo y no con claras, yo los pinté con la clara para aprovechar el mismo huevo y el resultado fue igual de bueno. Aún así, si os gusta mas con yema, ¡pues con yema!
  7. Meted en el horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo y hornead entre 5-10min, dependiendo del horno. El objetivo simplemente será dorarlos así que ¡estad pendientes de que no se quemen!
Y ya tenéis vuestros super paleo-panellets caseros. ¡Que los disfrutéis!

Para los panellets con azúcar de coco habrá que esperar, dependéis de que mi padre se anime a hacerlos con suficiente antelación como para que me dé tiempo a publicar la receta 😛 . Ya la tenéis en Panellets (paleo) de piñones con azúcar de coco. Como la família (de panellets) irá augmentando, tenéis un apartado especial para ellos en el menú de recetas 😉.

Panellets de piñones con miel

Admito que aunque no son difíciles de hacer, es todo un proceso. Pero para los que evitáis el consumo de azúcar, difícilmente los vais a encontrar en el mercado, y más difícilmente los vais a encontrar más buenos que hechos por vosotros.

Animaros a probarlos porque 100% seguro de que os van a gustar.

¡Feliz noche!

Imprimir
Compártelo en:

11 comentarios en “Panellets paleo de piñones con miel (sin azúcar)

  1. Rous

    Doy fe de ello, yo los probé el año pasado y estaban muy buenos. Varía un poco el sabor referente a los hechos de forma tradicional, pero ¡hay que probar cosas y sabores nuevos!
    Yo este año voy a probar de hacerlos con azúcar de coco.
    Un pequeño apunte, cuando enciendas el horno mejor solo con el gratinador, pues solo se deben de dorar un poco.
    Una seguidora.

  2. Àfrica

    ¡¡Qué fantástica combinación!! Con miel mmm… Tienen que estar bestiales de sabor, y eso que a mi no me gustan. Voy a ir a la tienda, a ver si puedo devolver los que comprado haha ¡Comparto!

  3. Montse Nuevo

    Se me acumulan las recetas… jejejje pero los panellets….no se pueden obviar!! Vaya padre que tienes… jolín siempre haciendo comiditas nuevas…. (yo un dia probé una cucharadica de su paella….e… inmejorable!!!!) En fin padre de la bloguera…. va a tenerse que pasar al azúcar de coco para competir con su fantástica hija!!!! Sea enviado de paso un besazo!! (y para mamá también)

    1. Alicia Autor/a

      Jajaja Montse, qué gracia que aún recuerdes la paella, y eso que era recalentada de tupper, aunque ya pasó el tiempo en el que comía arroz :S .
      Conste que esta receta es mía eeehhh, la suya ¡en breve!

  4. Miriam Castro

    Hola!!!
    Seguro que pruebo hacerlos!
    Decir que yo los hago siempre con boniatos blancos y en vez de hervirlos los cuezo al horno, potencia el sabor. (tradición familiar )

    1. Alicia Autor/a

      ¿Boniatos blancos? No lo había oído en la vida. En casa siempre hemos usado los boniatos tradicionales, los naranjas, vaya. ¿Saben igual?
      La opción de asarlos al horno ¡seguro que le da un toque muy bueno! Lo único que mejor hacerlo si se va a hacer algo más en el horno porque si no el consumo…
      Si te animas a hacerlos, envíanos una foto que nos gustará publicarlas 🙂 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *