Geosmina, Vida sana con aroma natural

Salmón marinado con hierbas provenzales (sin azúcar refinado)

Salmón marinado con hierbas provenzales (sin azúcar refinado)

Salmón marinado con hierbas provenzales (sin azúcar refinado)

Ya veis, ¡estoy motivada! Que nadie se acostumbre a este ritmo de publicación de recetas, porque no creo que sea capaz. ¡Dos recetas en tres días! Si sigo así, se me acabaran las ideas en un mes…

Pero creo que esta no podía hacerse esperar. Tras la publicación de mi primera receta (Fajitas de salmón con aguacate), me di cuenta (o mejor dicho, me hicieron dar cuenta…y no miro a nadie…ajajaj) que utilizar salmón marinado como ingrediente principal y no explicar cómo se hace era una metedura de pata. Vale, sí, lo reconozco, he hecho un error de novata, pero ya está hecho. Aunque mirándolo bien, me sirve para no tener que devanarme los sesos (que expresión mas curiosa) decidiendo cuál iba a ser mi siguiente receta.

Salmón marinado con hierbas provenzales

Dicho esto, vayamos entrando en materia.

Como todos sabéis, el salmón es un pescado azul. Eso significa que su carne es rica en grasas muy saludables para nuestro organismo. De hecho, es una buena fuente de ácidos grasos Omega-3, IMPRESCINDIBLE para nuestro funcionamiento celular, y que solo podemos obtener a través de la alimentación. Es decir, que si no la comemos, no la tenemos.

Y os aseguro que es mejor tenerla. Es una grasa antiinflamatoria, participa en la formación de hormonas, ayuda a la concentración y memoria, regula el apetito y un largo etcétera de beneficios.

Además de grasa, el salmón será fuente también de proteína.

Es recomendable cuando compremos el salmón (y demás pescados) que preguntéis si es salvaje o de piscifactoría. Siempre que podáis, aunque es difícil por la escasez y el precio, elegid el salvaje. Por tratarse de un pescado que ha vivido en libertad, ha campado a sus anchas y ha comido lo que ha ido encontrando (lo que yo llamo un pescado feliz 😉 ), nos estamos asegurando de que su carne será de alto valor biológico y podremos obtener todos los nutrientes que estamos buscando.

Muchos os mostraréis reticentes a comer pescado azul de gran tamaño (salmón, atún, pez espada…) por tener mayor contenido en metales pesados. Eso es cierto. Aún así, siendo salvaje y no de consumo diario, me gusta consumirlo.

Otra duda que os puede surgir en el momento de preparar un pescado marinado es el riesgo de contraer Anisakis. Os dejo este enlace de la OCU donde se explica de forma muy sencilla qué medidas adoptar para prevenirlo, así podréis comerlo tranquilamente. En resumen sería congelarlo a -18º durante al menos 48h.

Y ya centrándome en la receta (con tanta introducción, parece que no os la quiera dar), solo deciros que este salmón está delicioso. Es muy versátil, así que os servirá como entrante, acompañamiento de verdura, desayuno y, por supuesto, para esas deliciosas Fajitas de salmón con aguacate o para este timbalet de aguacate también. Si bien es cierto que desde que lo compréis hasta que lo podáis consumir tendrán que pasar unos días, os garantizo que la espera habrá valido la pena.

Sin más dilación, aquí la tenéis:

Salmón marinado con hierbas provenzales (sin azúcar refinado)
 
Preparación
Cocción
Tiempo total
 
Elaboración muy sencilla. Al tiempo de preparación hay que sumarle el tiempo de maceración (2-4 días).
Autor:
Raciones: 6-8 (aperitivo)
Ingredientes
  • 500g de salmón salvaje fresco sin espinas, preferiblemente del lomo, partido en dos trozos. Si lo habéis congelado previamente (siguiendo las indicaciones de más arriba) aseguraos de que el salmón está bien descongelado antes de poneros a prepararlo.
  • 2 cucharadas soperas (cs) de sal marina.
  • 2 cs de azúcar de coco (El azúcar será imprescindible para compensar la sal. Utilizo este por tratarse de un edulcorante no refinado, ya iremos hablando del tema).
  • 2 cs de hierbas provenzales (yo utilizo una mezcla de orégano, romero, tomillo y albahaca).
Instrucciones
  1. En un bol, mezclaremos las hierbas con la sal y el azúcar.
  2. Cubrid con la mezcla los dos trozos de salmón, por todas las caras. Si la mezcla preparada fuese insuficiente, preparad un poco más, añadiendo a partes iguales la sal, el azúcar de coco y las hierbas.
  3. Colocad un trozo sobre el otro (como si fuera un bocadillo) contactando la parte de la carne de ambos trozos (las pieles hacia fuera).
  4. Envolverlos juntos con papel film, apretándolos bien.
  5. Dejar en la nevera entre 2-4 días (según os guste más o menos marinado). Es importante ir variando el trozo de salmón que queda abajo para que los dos queden igual de impregnados, así que giradlos una vez al día (colocadlos sobre un plato o bandeja porque soltará agua).
Presentación y conservación
  1. Quitad el film y lavad el salmón bajo el grifo, retirando a conciencia toda la sal, azúcar y hierbas. Secadlo BIEN, empapandolo con un trapo limpio o con papel absorbente.
  2. Si no lo vais a consumir en ese momento, guardadlo en la nevera en un recipiente preferiblemente hermético. Aguanta perfectamente una semana, y probablemente más.
  3. Cuando lo vayáis a consumir, cortad lonchas finas con un cuchillo bien afilado y preferiblemente cuando aún esté frío (su consistencia facilitará el corte), siguiendo la dirección de la grasa. Colocadlo con gracia sobre una bandejita.
  4. Dejadlo fuera de la nevera alrededor de una hora antes de su consumo.
  5. Para darle un toque especial y delicioso, aliñadlo con aceite aromatizado con ajo. Simplemente tendréis que rallar uno o dos ajos, según os guste, y dejarlos macerando en un vasito con aceite oliva virgen extra (AOVE) al menos 20 minutos.
Recomendaciones de consumo
  1. Tal cual.
  2. Sobre unas rebanadas de pan finas o tostadas de trigo de sarraceno untadas con aguacate (como si fuera mantequilla).
  3. En una ensalada.
  4. En la receta de timbalet de aguacate y salmón o en las fajitas de aguacate y salmón que tenéis en el blog (apartado pescado).
  5. Todo lo que podáis imaginar!
Notas
Cuántos más días lo dejéis marinando, la carne queda menos cruda. Según vuestros gustos, y lo gordos que sean los trozos, dejadlo más o menos días.

La base para marinarlo es la sal y el azúcar. A partir de ahí, el aroma lo podéis ir cambiano e inventando. A mí me encanta así, pero con pimientón dulce y picante también está muy bueno, con ralladura de cítricos.

También sabe extraordinario con bayas de enebro machacadas. ¡¡¡No os lo perdáis!!!

 

Salmón marinado con hierbas provenzales

¡Itadakimasu! Buen provecho a la japonesa 😉

Imprimir
Compártelo en:

16 comentarios en “Salmón marinado con hierbas provenzales (sin azúcar refinado)

  1. Montse Nuevo

    Ummmm he pensado que ya se que quiero “pa” mi cumple…. “UNA TARDE CON ALICIA Y SUS MARINADOS” Me lo pidooooooo!!!!!
    Muaaaaa
    Per cert….. LAS FOTOS ESPECTACULARES….. dan ganas de comerse el MAC jijiji

  2. Cristina

    Y además de recetas deliciosas (que tal y como comentan, dan ganas de comerse el ordenador o de levantarse y ponerse a cocinar) nos explicas los beneficios del pescado azul y sobre que hacer por el tema del Anisakis: Que más se podría pedir? Yo quiero ser una Alicia de mayor!!
    Muchas gracias por compartir todos tus conocimientos con nosotros!! Que bien me van!!

  3. Miriam Castro

    Hola Alicia!
    Enhorabona pel blog.
    Volia fer-te una pregunta, ¿s’ha de posar poca quantitat de la barreja de sal +sucre de coco + herbes sobre el salmó? És que només dues cullerades em sembla poquet.
    I ¿ només sobre la carn o també sobre la pell ?

    Mil gràcies.

    Una abraçada

    Miriam

    1. Alicia Autor/a

      ¡Hola Miriam! Para la cantidad de salmón que pongo en la receta, las 2 cucharadas de sal, azúcar de coco y hierbas es suficiente. Lo que hago es untar toda la superficie de carne (en la piel no pongo), creando una capa uniforme. Si tus trozos de salmón fueran más grandes y ves que te falta, solo tendrías que añadir, a partes iguales de sal+azúcar+hierbas, la cantidad que necesites.
      Pruébalo y me cuentas que te parece 😉 .
      Un abrazo y gracias.
      (Te contesto en castellano para que lo pueda entender todo el mundo)

      1. miriam castro

        Gracias, Alicia.
        Acabo de preparar el salmon.
        El martes te cuento como me ha quedado.
        Y he tenido suficiente con la cantidad de sal y azucar de coco que das en la receta.
        Merci.
        FIns dilluns
        Miriam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *