Geosmina, Vida sana con aroma natural

Magdalenas con harina de castaña y zanahorias. Sin gluten y sin lácteos.

Magdalenas con harina de castaña y zanahorias. Sin gluten y sin lácteos.

Magdalenas con harina de castaña y zanahorias. Sin gluten y sin lácteos.

Ahí voy con otra receta dulce. Me gusta darme un caprichito de vez en cuando. Y además, lo tengo mas que comprobado: cuando publico una receta dulce en el blog, el número de visitas aumenta considerablemente si lo comparamos con el resto de recetas. Vamos, que somos todos unos golosos de mucho cuidado 😛 . Y por mi parte tengo claro que he de satisfacer las necesidades de mis lector@s, así que de tanto en tanto os iré descubriendo mis recetas dulces, todas sin gluten, sin lactosa y sin azúcar refinado. Las vais a poder ir encontrando dentro de Dulces “paleo” en el apartado Recetas del menú superior.

Antes de que los poco “verduleros” os echéis atrás al leer zanahoria, os aseguro que al comer estas magdalenas jamás adivinaríais que llevan esta verdura dentro. Y, ¿porque zanahoria en un dulce? No se si habéis tenido oportunidad de probar alguna tarta de zanahoria pero son extraordinarias. Por eso me pareció que incluirlas en estas magdalenas iba a aportar algo especial. Y efectivamente, aparecieron unas magdalenas de textura ligeramente húmeda y una dulzura natural que daba gusto. ¡Qué delicia! Además ahora las zanahorias están en un gran momento para consumirlas, así que… ¡no os demoréis!

Magdalenas, ¡qué nombre tan bonito para un dulce! Aunque si os soy sincera, hace bastante tiempo odiaba hacerlas. Por algún extraño motivo me tenían manía 🙁 . Pese a todo mi cariño y empeño,  jamás conseguía que me salieran tan exuberantes como las que podía ver en las tiendas, libros de recetas u otros. Así que durante mucho tiempo, dejé de hacer el esfuerzo y dedicarme a hacer otro tipo de masas que sí me salían bien. Mas adelante, cuando empecé con la dieta paleo y con ella a experimentar con otro tipo de harinas libres de gluten, decidí darles otra oportunidad. Y… por fin… conseguí unas magdalenas de formas rechonchetas tan bonitas como estas:

Magdalenas de zanahoria con harina de castaña. Sin gluten y sin lácteos.

Ñaaaammmmm

Podéis imaginaros mi ilusión en el momento.

Las magdalenas de hoy son con  harina de castaña (también tenéis esta otra con avellanas y manzana). A mí me gusta mucho esta harina porque la textura que le da a las masas es muy parecida a la que estamos acostumbrados con la harina de trigo y, al tener un toque dulzón procedente de la castaña, permite reducir la cantidad de edulcorante de la receta. Además, sé de lectores del blog que tras publicar la receta del Bizcocho de limón de siempre, un poco mas sano se hicieron con esta harina y se lanzaron a experimentar.

Con esta receta pretendo obsequiar a todos los que os animasteis a usarla y así tengáis otra receta en la que darle uso. Y, para los que no os atrevisteis, voy a intentar haceros sucumbir ante estas mullidas y esponjosas magdalenas.

Pongamos las manos en la masa.

Ingredientes (12 magdalenas)
  • 3 huevos a temperatura ambiente (muy importante) claras y yemas separadas.
  • 70g azúcar de coco
  • 60g leche de coco a temperatura ambiente
  • 40g aceite de oliva virgen extra (AOVE)
  • 150g harina de castaña
  • 1cp bicarbonato
  • 1 puntita de sal
  • 1 vaso de zanahoria rallada
  • Opcional: almendras laminadas para decorar

Magdalenas de zanahoria con harina de castaña. Sin gluten y sin lácteos.

Elaboración

Sencilla – moderada

Tiempo: una hora aproximadamente

Colocad las yemas y el azúcar de coco en un bol. Con ayuda de una batidora batidlo bien hasta que quede una masa.

Seguid batiendo mientras vais añadiendo la leche de coco y seguidamente el AOVE.

Con ayuda de una lengua pastelera (o en su defecto una espátula o cuchara) incorporad la zanahoria e integradla en la masa.

Tamizad la harina y mezcladla con el bicarbonato. Añadid la mezcla poco a poco e incorporad a la masa con movimientos envolventes de abajo a arriba.

En otro bol, montad las claras a punto de nieve. Montaran mejor si les añadís una puntita de sal. Cuando estén, las iréis incorporando con mucho cariño al resto de la masa, siguiendo con los movimientos envolventes.

Si no disponéis de papel para magdalenas no pasa nada, simplemente untad los moldes con mantequilla y un poquito de harina de castaña para que no se pegue la masa. Si disponéis, colocad un papel en cada molde rígido (nunca hacedlas solo con el papel porque se “espachurran”).

Rellenad los moldes hasta 3/4 partes de su capacidad. NO hasta arriba porque os rebosaría al subir. Podéis decorar con unas almendras laminadas.

Hornead a 180º durante 20 minutos.

Et voilà, magdalenas listas para consumir 🙂  en un fantástico desayuno.

Si os animáis a hacerlas nos gustará mucho que nos digáis vuestra opinión en el apartado de comentarios.

Y si os gustan las magdalenas, no os podéis perder tampoco estas con avellanas y manzana😍.

¡A disfrutarlas!

Imprimir

Compártelo en:

9 comentarios en “Magdalenas con harina de castaña y zanahorias. Sin gluten y sin lácteos.

  1. Esther

    Este caprichito nos lo daremos nosotros el martes que el chef de la familia no tiene UNI. Ya te comentaremos que tal.

    Petonetsssssss

    Por cierto alguna receta de Sushi……………………………………………………………

  2. Montse Nuevo

    Yo las he probado, jijii, y estannnnnn de muerteeeeeeee. Están de miedooooo de verdad, ummmm, que icaasss. Las recuerdo y se me hace la boca aguaaaaaa.

    1. Alicia Autor/a

      Hola Pau!

      Muchas gracias por tus felicitaciones! Lo hago con mucho cariño.

      Pues te han quedado bien bonicas! A veces que suban más o menos depende de que se hayan batido mucho los huevos, el bicarbonato, la harina o el mismo horno… Lo importante es que te quedaran bien buenas 🙂

      A ver qué tal te salen el resto de recetas!!

      Un abrazo y gracias por escribir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *