Geosmina, Vida sana con aroma natural

Trinxat de col y butifarra blanca

Trinxat de col y butifarra blanca

Trinxat de col y butifarra blanca

¡Que gusto que sea invierno si eso comporta poder comer recetas como esta! 🙂 El de hoy, un plato típico del norte de Cataluña, concretamente de la Cerdanya. Ésta es una zona preciosa, de verdes montañas, lagos y exquisitos pueblos en los que destacan sus característicos tejados de pizarra negra. El típico lugar donde te gustaría perderte y pasar una bonita velada al calor de una chimenea en una casita de piedra. Es en estas zonas montañosas donde la cocina también adquiere un cáliz especial, obsequiándonos con platos sabrosos y contundentes con los que poder combatir los fríos meses de invierno.

Trinxat de col y butifarra blanca

De entre esos platos característicos destaca el que para mí es el plato más exquisito de col. Sí, me imagino las caras de algunos de vosotros al escuchar col. No es una verdura glamurosa seguramente por su olor peculiar, dicho finamente. Y quizá tampoco lo sea porque son pocos los platos que se preparan habitualmente y que la incluyan. La verdad es que yo misma podría decir que la consumo asiduamente desde no hace demasiado. Pero el Trinxat marcó un antes y un después en mi percepción de esta crucífera. A partir de ahí la col ha pasado a formar parte de mi lista de verduras favoritas, siendo incluida en muchos de los platos que preparo. Si obviamos su olor, todo lo demás son cosas buenas: su textura, sabor que combina con todo, perfecta acompañante de carnes y con propiedades beneficiosas que remontan su uso a celtas, griegos, aztecas, romanos, etc.

Me encanta encontrar platos de la cocina tradicional que se adaptan perfectamente a la dieta paleo. En este plato conseguimos aminoácidos, minerales y vitaminas que nos aporta la col y proteína buena de la butifarra. Os servirá tanto de entrante como de plato principal, para lo comida o la cena. Vamos, que os lo apaña todo 😀 .

El nombre de Trinxat (trinchado sería la traducción en castellano), como veréis en la receta se lo da la forma de preparación, consistente en ir chafando la col hasta que quede bien deshecha.

Aquí os dejo esta maravilla de receta con la que estoy segura de que adoraréis la col tanto como yo 😛 . Dadle esta oportunidad y no os arrepentiréis.

Ingredientes

Para 2 personas como plato única y para 4 como entrante

  • 1 col blanca lisa 1,2 – 1,5 kg
  • 200g de butifarra blanca. Yo utilizo una que está hecha de papada, corazones y panceta. Buscaros la que mas os guste, sin colorantes ni conservantes
  • 3 dientes de ajo
  • Chorrito AOVE
  • Sal y pimienta
  • Variantes:
    • En vez de butifarra blanca, creo que la receta mas habitual es con panceta (ibérica). Podéis sustituirla tranquilamente, o utilizarla para decorar. Podéis suponer que está para morirse también. Otra opción sería con butifarra negra.
    • Hay quien añade patata. No es imprescindible, según os apetezca. En este caso yo utilizaría una, dos máximo, de tamaño mediano.

Trinxat de col con butifarra blanca

Elaboración

Sencilla

Tiempo: 45min aprox

Primeramente habrá que cocer la col. Para hacerlo no hay que partirla con el cuchillo sino que tendréis que deshojarla, hoja por hoja. Así podréis ir retirando los restos de tierra, y con suerte algún caracolillo que pueda haber infiltrado por ahí. Si no tenéis claro de que sea una col libre de tóxicos, será mejor lavarla con agua.

Llenad una olla grande con agua y ponerla a hervir. Una vez hierva, añadid la col (y la patata partida si usáis) y dejad unos 25min. Aseguraos, antes de sacarla, de que la parte central de la col (la mas dura) está tierna. Escurrid bien.

En una sartén mediana poned un chorrito de AOVE y dorad ligeramente los ajos, previamente pelados y cortados a láminas, solo para que suelten su aroma. ¡Vigilad de que no se quemen!

Ahora añadid la col por hojas, y con ayuda de una espátula de madera id chafándola poco a poco (aunque sería mas específico decir trinchándola). Sabréis que está en el punto cuando se haya desintegrado y no se aprecie que lo que hay en la sartén es una col.

Cuando la tengáis mas o menos machacada, añadid la butifarra a trocitos pequeños y seguid trinchando. Habrá que repartirla bien para que impregne su sabor por todas partes y su grasilla se reparta por toda la col. Es el momento de probar el punto de sal. Pensad que tanto si usáis butifarra como panceta ya suelen llevar sal. Agregad al gusto la sal y la pimienta.

Una vez tenéis todo integrado es el momento de darle forma y tostar un poquito. Cubrís uniformemente la superficie de la sartén y dejáis a fuego medio-fuerte para dorar la parte inferior. Pasados unos minutos, con ayuda de un plato, le dais la vuelta como si fuese una tortilla y doráis la otra cara. Con este doradito potenciaremos mucho el sabor.

Trinxat de col y butifarra blanca

Presentación

Colocad un molde redondo sin fondo sobre un plato e introducid el Trinxat con ayuda de una cuchara, apretando ligeramente. Desmoldad y servid con un buen chorro de AOVE.

Unos ingredientes sencillos pero deliciosos y preparados con amor se merecen una presentación preciosa.

Si no os gusta este plato, es que no tenéis corazón, ajaja 😀 .

Imprimir

Compártelo en:

9 comentarios en “Trinxat de col y butifarra blanca

    1. Alicia Autor/a

      Pobre col, con lo buena que es y ¡tan mal vista que está! Como ya he comentado, su uso se remonta a pueblos antiguos, los cuales parece ser que la usaban para combatir problemas intestinales, pulmonares e incluso para favorecer la lactancia materna.
      Además hay que aprovechar porque está en su esplendor durante el otoño y parte del invierno.
      A ver si te animas a hacer el Trinxat porque te va a gustar seguro, y además es muy sencillo de hacer.

  1. Rous

    Vaya pinta, dan ganas de empezar a comer 🙂 . Seguro que una de estas tardes la haré, y además como dices que sirve de plato único.
    Una seguidora

  2. Montse Nuevo

    Bendita la col, con lo buena que está y el desprestigio que tiene y con recetas como ésta……Ummmm quiero probar esta receta ya!!! a ver cuando la hagoooooooo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *