Geosmina, Vida sana con aroma natural

Butifarras con setas al tomillo. Paleo fastfood

Butifarras con setas al tomillo. Paleo fastfood

Butifarras con setas al tomillo. Paleo fastfood

Marchando una paleo – receta sana, fácil y buenísima a cualquier paladar, exigente o no.

Una de las peticiones más recurrentes de la gente de mi alrededor que sigue el blog es la necesidad de ideas para llevar en el tupper. Y como me debo a mi público 😛 ¡no les voy a hacer esperar! Esta es una de ellas.

Siguiendo con los productos de temporada, esta vez le ha tocado el turno a las maravillosas setas. Aquí en Cataluña, como en muchos otros lugares imagino, lo de ir a buscar setas se ha convertido en una revolución (o locura sería más adecuado decir). Práctica muy saludable, huelga decirlo, ya que implica moverse para conseguir la comida (nuestros antecesores los homo sapiens estarían orgullosos de verlos), pero con algunos inconvenientes también. En primer lugar, el arrasamiento de los bosques. ¡Sed cuidadosos por favor que para coger una seta no es necesario deforestar toda una región! Y en segundo y muy peligroso lugar, no hay que ir a “cazar” setas si no se saben reconocer a la perfección. Las hay de muy traicioneras que son altamente tóxicas y letales para el ser humano. Así que, si no sois grandes conocedores, id a la montaña para daros un paseo y a la vuelta os pasáis por el “super” y os hacéis con unas apetitosas setas sin correr riesgo alguno. ¡No os quejaréis de que no miro por vosotros!

Butifarras con setasLas setas, cualesquiera que sean, rovellones (mis favoritos), champiñones, shiitake (ya que está tan de moda lo “japo”), trompetas de la muerte (vaya nombrecito), camagrocs o trompetas amarillas, etc., son productos de otoño y vale la pena aprovechar su temporada para conseguir sus beneficios en forma de proteínas y elementos como el hierro, fósforo, potasio, … La verdad es que de las setas me gusta todo, su olor, sabor y textura.

Lo que me encanta de esta receta de butifarras con setas al tomillo es que sabe a montaña y a bosque. A comida en una masía de pueblo con su olor a brasas y hierbas silvestres tras una larga caminata por el campo. ¡Qué bien sienta una buena comilona después de haber andado unos quilometrillos entre árboles! ¿Verdad? Aunque no vaya a ser el caso, si optáis por llevarlas al trabajo, la imaginación será vuestra arma para aprovechar la comida como momento de desconexión 😉 .

Esta receta también está destinada a los poco aficionados a las artes culinarias. No hay más que limpiar, trocear y saltear, o sea que, no hay excusas para no comer bien. ¡Ánimo chic@s!

Espero que la disfrutéis tanto como yo, porque a pesar de su sencillez de ingredientes y de elaboración, a mí me tiene realmente enamorada. Y es que si los ingredientes son de calidad, el resultado también lo será.

Butifarras con setas al tomillo. Paleo fastfood
 
Preparación
Cocción
Tiempo total
 
Elaboración: muy sencilla.
Autor:
Raciones: 4 personas
Ingredientes
  • 1-2 butifarras frescas de cerdo (según el lugar se les llama longaniza o salchicha) bio o de buena calidad por persona, según el tamaño. Antes de comprar, os recomiendo leer la etiqueta para evitar ingredientes indeseados.
  • 400g de rovellones frescos o las setas que prefiráis (elijo estos por ser los que más me gustan, pero lo dejo a vuestra elección. Quizá los que luzcan menos sean los champiñones, pero valen también). Si no es temporada de setas, se podría realizar la receta con setas deshidratadas (aunque el resultado no sería exactamente el mismo). Solo habría que hidratarlas previamente unas horas, escurrir y cocinar siguiendo la receta.
  • 1 cs (cucharada sopera) de tomillo. Mejor fresco pero seco sale igual de bueno.
  • 1 tacita de agua/caldo de verdura/caldo de ave.
  • Sal y AOVE.
  • Opcional: chorrito de vino rancio, jerez, oporto. Lo he probado con vinagre de manzana, por si no queréis usar alcohol, y está MUY bueno también.
Instrucciones
  1. Limpiad los rovellones, o setas elegidas. Para hacerlo, no se recomienda lavarlas con agua, sinó utilizar un pincel para retirar la tierra que puedan traer y así no estropearlas. Este es el paso más entretenido, el resto es coser y cantar 🙂 . Una vez limpios, troceadlos en trozos fáciles de comer. Si elegís trompetas, por ejemplo, este paso no será necesario.
  2. Trocead las butifarras, con ayuda de unas tijeras, en trocitos de unos dos dedos de largo. Salteadlas en una sartén, con un pequeño chorrito de AOVE, a fuego medio - alto para dorarlas por fuera, sin llegar a cocinarlas del todo. Si se usa, añadid el vino/vinagre y dejar reducir un par de minutos.
  3. Incorporad las setas, la sal y el tomillo y saltead 2 minutos más.
  4. Añadid poco a poco el líquido elegido (mejor si lo calentáis un poco previamente para evitar que baje la temperatura de cocción) y dejad cociendo a fuego lento hasta que las butifarras estén hechas, las setas cocidas y quede un poquito de líquido (lo justo para saborear, no es una salsa). Será cuestión de 5-10 minutos máximo. Si veis que se os seca, bastará con añadir un poquito de líquido más.
Y ya lo tenéis hecho! De ahí al plato y a degustar 🙂 .
Notas
Esta receta admite ser congelada manteniendo la textura y sabor de los ingredientes. A mí me resulta muy útil, aprovecho y cocino un excedente y así dispongo de un plato listo para otra ocasión que no tenga tiempo de cocinar.

Butifarras con setas

Fácil y muy bueno, y si no lo creéis ¡solo tenéis que probar!

¡Buen provecho!

 

Imprimir
Compártelo en:

7 comentarios en “Butifarras con setas al tomillo. Paleo fastfood

    1. Alicia Autor/a

      ¿Verdad que si? Me alegro que la recomiendes. Puede que la probaras igual, aunque en realidad esta receta admite múltiples variaciones: con o sin vino, con o sin vinagre de distintos tipos, romero en vez de tomillo, agua o caldo, etc. Así que cualquier variación que se le de ¡estará buena!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *